Vic, el montañista que no deja de aprender

Desde los seis años generó un vínculo de por vida con el deporte

Desde muy niño, Vic no deja de aprender dealpargatas vflex etui pour s7 nike sunray protect 37 jakne champion creolen gold gucci harry styles hoodie champion scooter hut melbourne bonnet cache cache oreille fusible bmw x5 e70 scarpe guardiani uomo равни ботуши лак и кожа zapatos adidas altos para mujer ikea półka drewniana scooter hut melbourne deco mural bord la vida.

Generalmente hay etapas bien definidas y muchas personas, al dejar cada una de ellas atrás, ya no voltean ni regresan ni retoman un camino y, en cambio, surcan otros senderos y van siempre adelante, pero Víctor Molina Valdés es de otra madera.

Desde los seis años generó un vínculo de por vida con el deporte. Consecuencia de los tiempos, Vic o Molina, como le dicen, estuvo en una escuela del gobierno “donde según iban a entrenar a los deportistas del futuro, tratando de emular a China”.

Es un duro defensa central, pero también es montañista y “hago escalada en roca, cañonismo y espeleología, así como rafting, bici de montaña y soy buzo máster (deportes de aventura en general)”, cuenta.

Nacido hace 53 años, sus primeros pasos los dio en El Rosario, Azcapotzalco, en el noroeste de la Ciudad de México.

Y muchos pasos después, Vic disfruta hoy de una vida sin muchos contratiempos. Ágil, corrió para dejar atrás la etapa laboral y ya tiene algunos años jubilado.

No obstante, como no puede estar quieto, pues su misma naturaleza no lo permite, se encontró con Vive Siete, y de nuevo se ligó al deporte, ahora desde otra trinchera.

“Un amigo me platicó de este medio y se me hizo interesante”, señala. José Manuel Chávez, papá de Mauricio Chávez, CEO de Vive Siete, es un amigo de vida de Vic, y fue por invitación de Pepe que llegó al equipo.

“Me hizo invertir mi tiempo libre e hizo que me activara física y mentalmente, al ser una actividad nueva para mí”, indica.

Hoy, desde la cámara, lleva los juegos a miles de hogares, que ven a sus familiares más jóvenes intentando cumplir sus sueños, en un mundo del futbol que pocos conocen”.

Al ser ligas de formación las que pasan por V7, Vic recomienda que se acerquen a las transmisiones, pues “sería bueno para el deporte y para los chavos que más personas lo vean y lo compartan”.

De actitud jovial, divertida y una persona leal, destaca de los integrantes de V7 que “son grandes personas y han sido muy buenos compañeros de trabajo”.

Añade que está “aprendiendo de cada uno, ya que, al ser de otra generación, aprendo de la visión que tienen de la vida y trato de aplicarlo, siempre y cuando se adapte a mi realidad y a mi edad, para no verme como chavorruco”, bromea.

Inquieto como siempre, tiene en mente “crecer en Vive Siete y hacerme productor y tener las experiencias de las giras”, algo que, con la formación y perseverancia que lo caracteriza, logrará en dos patadas.

Comparte este artículo

Noticias relacionadas

SUSCRÍBETE

Recibe las últimas noticias de las ligas, equipos, programas y partidos que Vive Siete transmite.